Las líneas paralelas nunca se encuentran. Galería Metro. Santiago de Compostela

Principalmente “Las líneas paralelas nunca se encuentran”, se basa en establecer un método formal de trabajo.  Las reglas a seguir fueron no emplear nunca más de dos elementos por collage; hacerlos en unas dimensiones de 10×10 cms. y emplear, en la mayor parte, imágenes procedentes de la historia de la pintura que siempre fueran partes enteras o parciales de retratos o restos recortados y sobrantes de otros collages. Por tanto es un trabajo de desarrollo en taller y en la prueba constante dentro de esas limitaciones autoimpuestas. Así, los significados se centran en el propio trabajo creativo en sí mismo y cómo puede éste desarrollarse a través o a pesar de la imposición de unas normas. Se plantea además una estética de cierto azar (algo que por otra parte subyace en todo collage) al utilizar restos y partes sobrantes de otros collages. Pero en todo caso me interesa la indefinición tanto de la forma como en el contenido, mostrando y dando pistas simplemente, sin pretender ser estricto en los significados que puedan derivarse de la obra una vez acabada.

http://www.galeriametro.com/

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: